10 de enero de 2011

Transferencias gestión Dominio Público Marítimo Terrestre

Hemos empezado 2011 y, tras un parón en la redacción del blog, llega el momento de comenzar de nuevo a acercarles lo que ocurre en torno al medio marino y la gestión costera, con renovados ánimos. Y lo hacemos en un año importante para España por cuanto la celebración de elecciones municipales y autonómicas en gran parte de las comunidades autónomas españolas en esta próxima primavera  hará que, sin duda, nuestros políticos estén especialmente activos.

A todo esto debemos unir la profunda crisis económica que está afectando con especial virulencia a España y que hace que empiecen a sonar voces que ponen su atención en aspectos, hasta hace poco, impensables: competencias autonómicas, necesidad de lograr una mayor eficiencia de la administración pública eliminando duplicidades de competencias…

En este marco socioeconómico, con un sector de la construcción que aún prevé descensos en su actividad, con miles de viviendas sin “colocar”, cualquier actuación que se justifique en puestos de trabajo será, sin duda prioritaria.

En este contexto, se hace efectivo el traspaso de la competencia en la gestión del Dominio Público Marítimo Terrestre de la administración central a la Comunidad Autónoma de Andalucía, unas competencias que, tras muchas dudas, pasan a la Consejería de Medio Ambiente, en detrimento de la de Turismo, como parecían defender los concesionarios de los chiringuitos.

El hecho de que las competencias se hayan quedado en “medio ambiente” es, una buena noticia, por cuanto asegura que se mantendrá la perspectiva ambiental como referente de la gestión, a la par que permite una gestión integrada del dominio público marítimo terrestre y su zona de servidumbre de protección.

Sin embargo, no podemos olvidar que las mayores presiones para el traspaso de estas competencias viene del sector hostelero, con unos equipamientos que eran de difícil legalización por cuanto en muchos casos superan, con mucho, las dimensiones establecidas en la Ley de Costas. Temo por tanto que podamos asistir a una nueva gestión diferenciada del DPMT en función de la comunidad autónoma en la que nos encontremos.

Puede que la solución para ello sea el que las Demarcaciones de Costas lleven a cabo informes sobre las actividades que se planteen, como ocurre con la zona de servidumbre de protección, pero en este caso estaríamos entrando, me temo, en una duplicidad de funciones que no harían sino ralentizar los procedimientos.

Así pues es el momento de seguir de cerca la evolución de la gestión del dominio público, que puede tener por otra parte la ventaja de permitir la  gestión de la cuenca hidrográfica en su conjunto, como propugna la Directiva Marco de Agua, eso sí siempre a la espera de lo que pueda ocurrir con los recursos interpuestos contra las transferencias de las competencias de cuencas a la Comunidad Autónoma de Andalucía.

Seguiremos atentos.

3 comentarios:

justlikeawave dijo...

Hola playero! Hace tiempo leí este post. He estado indagando por ahí y no encuentro más información sobre esto. Si es verdad que se van a transferir las competencias, se ve que lo están haciendo con disimulo y discreción.

¿Te importaría contactar conmigo y comentarme cómo has sabido esto? Mi correo es plaoramARROBAgmailPUNTOcom.

Un saludo!

El Playero dijo...

No tiene nada de secreto. El decreto de transferencias fue publico en el BOJA hace ya un tiempo y hoy mismo puedes ver en la prensa noticias al respecto, por cuanto las transferencias entran en vigor el 1 de abril.

justlikeawave dijo...

Será por mi torpeza, pero lo que había leído hasta ahora era que se transferían las competencias en las concesiones y autorizaciones. Me parecía inimaginable que se transfiriera la competencia de la gestión, al completo, del DPMT. Pero sí, veo que es así.

¡¡¡Muchas gracias!!!

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin